Inicio Cocina Mousse de Menta y Oreo
Mousse Menta

Mousse de Menta y Oreo

0 comentario

Ya hemos pasado un ola de calor y aún no era ni Verano. Así que ¿Por qué no preparamos un postre refrescante?, os aseguro que gracias a la menta os proporcionará un frescor que agradeceréis mucho.  Ya si lo metéis al congelador y lo sacáis un ratito antes de comerlo, el bocado de esta mousse de menta es todavía más fresco.

Mousse de menta y oreo

Ingredientes (6 raciones)

Mousse de menta

  • 2 claras de huevo mediano
  • 125 gr azúcar
  • 1 sobre gelatina en polvo (6gr)
  • 30 ml Agua
  • 2 o 3 cucharadas soperas de sirope de menta
  • Colorante verde
  • 150 ml Nata *
Base de galletas

  • 120 gr de galletas oreo (parte negra)
  • 60 gr de mantequilla

Sirope de Menta

  • 1/2 Taza de Agua
  • 1/2 Taza de Azúcar
  • 1 Taza Menta fresca

 

Elaboración

En mi caso, al usar un molde de silicona, lo último que preparé fue la base de galleta. Si optáis por usar un molde de los de siempre, haced la base lo primero y ponedla al fondo. El sirope de menta sí que lo tendréis que tener preparado, ya que hay que dejar enfriar antes. También podéis comprarlo, que también lo venden hecho.

Sirope de Menta

menta fresca

Disponer de una jardinera con menta fresca es un privilegio

Tener plantas aromáticas frescas es un gran privilegio, lo buenos que es un privilegio al alcance de todos. Yo no soy el mayor experto en plantas y aún así, soy capaz de que no mueran en el intento, además te da la posibilidad de tener siempre ingredientes frescos.

Sea de nuestras plantas o compradas del supermercado, separamos las hojas de menta hasta tener más o menos la cantidad de una taza. Depende un poco del gusto que queramos dar, si se quiere, además de menta normal, se puede añadir también hierbabuena.

Ponemos en un cazo el agua y azúcar, calentamos y movemos mientras se disuelve. Una vez disuelto el azúcar se añaden las hojas de menta, debemos llevar a ebullición y no dejaremos de mover durante aproximadamente 15 o 20 minutos. Debe quedar un líquido algo espeso, pero no mucho, porque al enfriar espesa. Colamos y dejamos enfriar para después guardar en el frigorífico.

Este sirope lo podemos tener hecho unos días antes si se quiere puesto que aguanta bien unas semanas en la nevera.

Elaborar sirope de menta

Hervir y remover agua, azúcar y menta fresca

 

Preparar mousse de menta

* ¡Importante! La nata que he usado es una nata especial de repostería, que ya está azucarada. Por lo tanto si se usa este tipo de nata, la cantidad de azúcar a emplear debe ser la mitad (o incluso menos) de lo que indico. Si se usa nata normal, no hagáis caso a este apunte.

La preparación no cambia demasiado con respecto a otras mousse, como por ejemplo esta mousse de fresa que preparamos hace un tiempo. Aún así, tiene sus particularidades, por lo que explicaré el proceso.

  1. Batir la nata hasta un punto en el que no esté montada del todo. Reservamos.
  2. Hay que disolver previamente la gelatina  en el agua y calentar en microondas para disolver totalmente.
    Batir nata y gelatina

    Se bate la nata y se disuelve la gelatina

  3. En otro bol juntamos las claras con el azúcar. Para disolver bien, es recomendable remover al baño maría, para posteriormente batir hasta obtener un merengue firme, a punto de nieve.
    Montar claras

    Disolver azúcar en las claras y montar a punto de nieve

  4. Añadimos el colorante y el sirope de menta a las claras, mezclando suavemente hasta integrarlo totalmente.
  5. A esta mezcla añadimos la gelatina y la nata batida que añadimos poco a poco, mezclando también con cuidado. Obteniendo la mezcla definitiva, la cual vertemos sobre el molde que corresponda.
    Mezcla nata y claras

    Añadir colorante, sirope y mezclar nata y claras

  6. Guardamos en el frigorífico unas 3-4 horas, o en caso que haya que poner la capa de las galletas, en unos 30 minutos ya estará lo suficientemente sólido como para añadirla sin que se nos rompa la mezcla.

Base de galletas

Esto es, como siempre, tan sencillo que aunque se quiera no quedará nunca mal. Los pasos son triturar las galletas sin la crema de dentro, que podéis usar para otro postre o comerla a lo loco, que está muy rica. Derretir la mantequilla en el microondas y mezclar con el triturado de antes.

Cubrir la última capa del molde, aplastando bien para que se adapte bien a la forma. En caso de usar molde tradicional, este paso será el primero y se cubrirá el fondo del monde con la mezcla.

Base galletas

Verter mousse en moldes y preparar base de galleta

Ahora guardamos en la nevera de 2 a 3 horas mínimo antes de desmoldar.

Jurriconsejo!: Si se quiere se puede congelar la mousse de menta en lugar del refrigerar, con esto se desmoldará mejor además conseguiremos la textura de un helado.

Agradecimientos

Es de bien nacidos ser agradecidos y en este postre me gustaría agradecer a quienes me han proporcionado los elementos para poder dejarlo tan bueno y tan bonito.

El plato con el dibujo que veis es creación de una artistaza como Laura Ramón. Además de platos tan bonitos, podéis ver muchos más de sus productos en la tienda de su blog.

Visitar Web lauraramonfrontelo.com

Para obtener un buen resultado se necesita usar siempre los mejores ingredientes y en este caso uno de ellos es la nata, una de las mejores que encontraréis en el mercado. Esta nata profesional (que pocos más tienen), junto con muchos más productos exclusivos se pueden encontrar en la tienda de alimentación Entre Horas Talavera, en calle Pablo Picasso, 17

Visitar página de FB Entre Horas Talavera


Espero que os haya gustado esta receta y a quien la ponga en práctica le ayude a combatir las altas temperaturas.

Abrazos jurricheros!

También te puede gustar

Deja un comentario